, , , ,

Geomarketing local: lo mejor del barrio

lomejordelbarrio blog gersonbeltran 1Hoy me gustaría hablar de un servicio que hace tiempo que quería comentar. Se trata de “Lomejordelbarrio” una web muy especial porque no es sólo una web. Se trata en realidad de un espacio digital, es decir, se trata de llevar los barrios tradicionales a Internet pero con el concepto de barrio, es decir, de lugar donde conviven una serie de gente en un entorno local, donde los comercios minoristas siguen sobreviviendo gracias a los lazos establecidos con su entorno, donde al fin y al cabo hay una comunidad que actúa como una gran familia en la que todos se ayudan en momentos de necesidad.

Los servicios integrales

Pues bien, esta web ha logrado llevar este concepto a Internet de forma, a mi entender magistral en base a cuatro aspectos que ellos mismos definen en la cabecera de la web:

1.- Localización: “localizamos para ti los comercios que necesites en la zona donde vives o trabajas”

2.- Información: “te ofrecemos toda la información de los comercios de tu entorno”

3.- Promociones: “todas las promociones de los comercios de tu entorno en un mismo sitio”

4.- Recomendaciones: “recomendaciones y valoraciones de tus propios vecinos”

Es decir, lo que se está haciendo es geomarketing local o de proximidad, que la oferta (comercios) y la demanda (vecinos) se encuentren en este espacio web para informarse de lo que ofrecen, beneficiarse de promociones especiales y poder dar su opinión.

lomejordelbarrio blog gersonbeltran

La implicación en el territorio

Lomejordelbarrio está gestionado por emprendedores que recorren las calles físicas de esos barrios, que hablan con los comerciantes, con los vecinos, que toman el pulso al territorio y que se implican. Y esa es la clave de todo, porque la gente así lo percibe y por tanto le otorgan el valor que tiene. Siempre decimos que las redes sociales son la plaza pública, el Ágora, el bar, es un espacio de socialización en Internet y bajo mi punto de vista este proyecto ha conseguido aunar perfectamente el mundo físico y el mundo digital en uno solo, ha conseguido darles un espacio a los comercios locales pero en su barrio, no un espacio aislado en el mundo de Internet.

Las relaciones de las personas con su espacio

De este modo cuando una persona llega a la web/barrio puede buscar comercios, promociones, ver valoraciones de los usuarios pero también conocer qué eventos culturales hay y además todo ello vinculado con las dos grandes redes sociales de conversación en estos momentos: Facebook y Twitter, de este modo el geomarketing local cobra sentido alrededor de varios elementos:

a) Un espacio digital: la web/barrio

b) Un espacio para los comercios: las tiendas en microsites

c) Un espacio de conversación: las redes sociales

d) Un dinamizador: el Community Manager

Lo mejor del barrio en la Comunitat Valenciana

Aunque tienen presencia en toda España sí me gustaría hablar de mi región: en la Comunitat Valenciana hay de momento tres “barrios”: Alboraya, Benimaclet y TorrentSe trata de municipios o barrios tradicionales donde el sentimiento de comunidad aún está arraigado, pero lo que necesitan son personas, y no sólo personas que hagan de intermediarias entre los comercios y los vecinos sino que ejerzan un papel de liderazgo ciudadano, es decir, que sean capaces de dinamizar a la comunidad sin más interés que el de generar beneficios a la misma de todo tipo (sociales, económicos y medioambientales).

lomejordealboraya blog gersonbeltran

Los Community Managers del barrio

Y aquí es donde entran es escena los lideres de estos barrios, los Community Manager de los barrios digitales: los hermanos Sahuquillo. Jose Ramón y Carmen  son dos hermanos de apariencia grande, son altos y sonrientes, quizás por esas cosas que tiene la naturaleza de adaptar los continentes al contenido, en este caso grandes cuerpos para acoger grandes corazones. Carmen se autodefine en twitter como “Por fin he despertado, después de algunos años siguiendo la corriente. Emprendedora, madre, esposa, hija, hermana, cuñada, sobrina, tía, amiga…esa soy yo!” y Jose Ramón “Delegado de @LMDBenimaclet, @LMDAlboraya y @LMDTOrrent. Lector empedernido de libros y blogs geeks. Maravillado por las nuevas tecnologías y el mundo 2.0 #cmua”.

Emprendedores con mayúsculas

Son una pareja muy querida en el mundo valenciano y solo con leer sus bios se puede ver lo que les define: emprendedores. “Gano la mitad de dinero que antes y trabajo el doble”, me decía Jose Ramón en un café reciente, pero al hacerlo no se daba cuenta de que la sonrisa de satisfacción por su trabajo no se paga con dinero y no entiende de tiempo. Además su hijo se llama Hugo, como el mío. Aunque su hermana Carmen no se queda corta, además de una excelente escritora de la cotidianeidad (aunque no quiera darse cuenta, os recomiendo su blog “Las cosas de Carmentxu”) su hija Paula es todo un personaje por sus comentarios que la madre no tarda en poner en redes sociales para mostrarnos de nuevo la importancia de ser niño.

Personas y emociones

¿Y porqué hablo de ellos más que de su trabajo? Pues porque vuelvo a insistir de manera cansina en las personas y en las emociones. Aparentemente no hay nada más frío y más ortodoxo que una franquicia pero cuando las personas hacen suyo un proyecto así le dotan de alma y por tanto de emociones, entonces ese proyecto cobra vida y empieza a dar sus frutos con mucho esfuerzo y sacrificio.

El amor por los barrios

En momentos como estos que la gente reclama la vuelta al comercio tradicional desde las escaleras de los grandes centros comerciales, en el que se habla de la calidad y el valor añadido mientras se busca en las rebajas cualquier prenda hecha en China por niños esclavos, en la que se subvenciona a emprendedores de cartón piedra, en el que los políticos hacen un esfuerzo para no adquirir el último modelo de coche oficial, en el que la crisis es la excusa perfecta para no luchar por lo que uno cree, iniciativas como estas con gente de esta categoría moral y humana hacen que haya esperanza en lo local, en el tú a tú, en la cercanía de las personas, en que hay un mundo paralelo al de la propaganda oficial (remember George Orwell) donde la gente vive y ama a sus semejantes, donde la fuerza está en la cohesión social, como bien dice Carmentxu en su blog: “el que no se enamora no está vivo. Y a veces somos el vendaval, a veces el damnificado y otras, el consuelo”. Gracias chicos por devolvernos la vida de barrio que nunca debimos olvidar.