, , , , ,

Cambiando de norte

Cambiando de NorteCambiando de norte

La vida es un no parar. Continuamente estamos cambiando de dirección, la rutina no existe (menos mal) e intentamos vivir en un equilibrio gestionando los desequilibrios, si se admite esta paradoja.

En mi caso no podía ser menos, lo personal, lo profesional, lo familiar, todo se mueve, a veces a tierra firme, a veces hacia arenas movedizas, aunque siempre encontramos amigos/as que están atentos para que no nos ahoguemos en la autocomplacencia, en el dolor, en la deseperanza o, lo que es peor, en la mediocridad.

Internet ya está integrado en nuestras vidas y nos ofrece una nueva forma de conformar nuestra realidad social, tanto personal como profesional. Por eso mismo he decidido hacer unos cambios que están acordes con los que se producen en mi vida en estos momentos, en la forma y en el fondo:

En lo profesional, lo objetivo y racional, sigo aportando contenidos que entiendo que ofrecen un valor, de forma gratuita e interesada, creo firmemente en la inteligencia colectiva (en la individual muchas veces dudo) y en la colaboración entre las personas. Desde mi página de Facebook y la página de Google Plus, desde Linkedin, desde mis canales como Slideshare, YoutubePinterest y Foursquare, hablo de todo lo que tiene que ver con geolocalización, redes sociales y turismo. Y todo ello integrado en este blog al que le he cambiado la cara, de forma sencilla, me he ido como marca, como personaje, a un segundo plano y le doy valor a lo que aporto, a los contenidos, a la conversación.

En lo personal, lo subjetivo y emocional, necesito expresarme, contar cosas que quizá aquí no tengan cabida, vinculadas con mi parte más personal y que conoce la gente que quiero y me quiere. Por eso el perfil de Facebook personal donde comparto música de Spotify  u opiniones sobre una realidad que no me gusta, mi perfil de Google Plus o las fotos de Instagram sobre una realidad encajada en un marco y con un filtro que la transforma de alguna forma. Y ahora mismo todo ello va a estar en otro blog que estreno hoy, con mi nombre pero manteniendo el dominio wordpress, sin esconderme, sin artificios, simplemente una foto y un texto sobre mi “presente continuo”, ese día a día en el que me muevo.

Mención aparte es Twitter, ahí soy yo, es mi red social por excelencia, donde aporto contenidos, conversaciones, música, críticas, pensamientos, etc, esta red si que une ambas facetas, profesional y personal porque es lo más parecido que hay en Internet a uno mismo (a menos que seas un robot claro).

Así pues, esta va a ser la última comunicación personal en este blog profesional, lo que no quiere decir que no siga expresando como la persona que soy y mostrando lo que hago en mi trabajo diario, si os interesan estos temas seguiré por aquí, si os gusta ver cómo entiendo e interpreto la vida estaré en mi blog personal. Para todo lo demás lo mejor es encontrarme en algún sitio tomando un buen vino y escuchando gospel (la música de Dios), blues (la música del diablo), soul (la música del alma), country (la música de los vaqueros), funky (la música del sexo), rock (la música…), etc.

El 2013 acabó con dolor y amor, este 2014 sigue con la misma intensidad, por cada parte de dolor tenemos otra de amor, seguimos jugando a los equilibrios, cambiando el Norte de la brújula hacia donde sentimos que hemos de hacerlo sin dejar nunca de sonreir como muestra de agradecimiento hacia los demás.