Conferencias de Gersón Beltrán

La marca personal del geógrafo

Desde hace muchos años doy conferencias y talleres sobre diversos ámbitos como las redes sociales, la geolocalización, el turismo, los datos y la tecnología. Pero también, en ocasiones, me solicitan charlas sobre marca (aunque en realidad debería denominarse marca profesional). 

Siempre digo que yo puedo hablar de marca personal desde mi experiencia, pero no soy un especialista, para ello remito a Andy Stalman,  Alfonso Alcántara (Yoriento) o Andrés Pérez Ortega (marca personal), quienes si que hablan de objetivos y metodologías, mezclando la rigurosidad con el sentido del humor.

Para mi, la marca personal es la imagen de un profesional, lo que comunica y cómo lo comunica, pero la clave está en que no es lo que uno transmite, sino lo que los demás perciben, eso es lo que transforma a una persona en marca. Dicha imagen debe estar basada siempre en una serie de elementos: coherencia, entre lo que se piensa y lo que se muestra; rigurosidad, que haya siempre un contenido científico que respalde el discurso; equilibro, entre la parcela personal y la profesional; empatía, con el público al que se dirige la comunicación. A nivel personal, ha sido un cambio sustancial en mi desarrollo profesional, lo que me ha ofrecido visibilidad y relevancia, una herramienta de comunicación imprescindible para navegar en este nuevo mundo surgido de Internet.

Muchas veces he contado cómo me he labrado mi marca personal como geógrafo profesional, a veces en entrevistas, pero nunca por escrito. Tampoco pienso que sea nada relevante, sencillamente mi experiencia y, si puede servir como ejemplo a alguien, encantado de compartirla. De hecho, uno de los aspectos más áridos de la geografía es precisamente éste, la marca personal. Aunque mas bien hablaría de la marca personal en Internet, puesto que  geógrafos como Humbolt ya logró una sólida marca personal o, recientemente, Horacio Capel tiene una sólida marca, basada en el prestigio que le da su currículum (sin intención de compararme en absoluto con estos grandes de la geografía moderna). Quizás lo que puedo aportar es unir la marca personal, digamos “tradicional” a la comunicación digital. Tal y como comenta mi amigo Jorge del Río “el curriculum se basa en los que has hecho y sabes hacer y muestras en la red, por eso la comunicación digital es un habilidad clave a entrenar, para destacar entre tanto contenido en Internet”.

La Crónica: cómo me convertí en marca

En mi caso, todo empezó allá por el año 2010, cuando conocí los medios sociales y las posibilidades que éstos ofrecían para los profesionales. Ahí entré en Facebook (antes de que fuera una fábrica de capturar y vender datos personales), me enamoré de Twitter (antes de que entrara medio mundo a confrontares con el otro medio), tonteé con Youtube (antes de que llegaran los youtubers e influencers) y me abrí un blog en WordPress (antes de que la gente dejara de leer). 

Comencé a moverme en el entorno llamado 2.0., en la Comunidad  de Turismo 2.0. de Hosteltur en la que había gente hablando de turismo, de tecnología y compartía mucho conocimiento. Ahí estaba Jaime Chicheri con su revenue management, Juan Carlos San Juan como director de Hotel, Juan Sobejano filosofando (en el buen sentido), apareció Juan Merodio con las últimas noticias que venían de EE.UU., Javi de la Fábrica de Solfa y sus sueños rurales y muchos más. De hecho, la mejor forma de saber quienes eran la publicó el propio Jaime en el libro “31 historias de branding personal contadas en primera persona”.

Aunque había dado alguna charla anteriormente, siempre he pensado que el cambio para mí se gestó en la Campus Party de 2010 a la que me invitó Ana Santos de ponente (años después Ana sería responsable, de nuevo, del mayor cambio personal de mi vida, nunca podré agradecerle lo suficiente ambas cosas). Dí una conferencia sobre “La revolución de la geolocalización” que gustó bastante y me di cuenta de que yo tenía otra forma de ver las cosas. La gente hablaba del mundo de Internet desde distintos ámbitos: el marketing y la informática, principalmente, pero yo hablaba de cosas mas frikis aún: de geolocalización y de mapas. 

Cuando me di cuenta de esto, empecé a investigar sobre este mundo 2.0. pero desde mi prisma de geógrafo, es decir, incorporando una capa espacial, un pensamiento sobre el dónde en todo y, como buen geógrafo, intentando aprender todas las perspectivas para tener una visión general desde arriba, ampliando el foco y la escala. Es lo que llaman encontrar un «océano azul», un espacio de mercado sin cubrir uniendo geografía, tecnología y comunicación. A final es lo que hace la geografía, capaz de interrelacionar múltiples realidad en el territorio, analizarlo e interpretarlo y eso intentaba yo, pero en la geografía en red.

La construcción de la marca y el relato

A partir de ahí, me preocupé en trabajar unos buenos contenidos, supongo que debido a mi perfil de investigador académico, pero llevándolo a la realidad de Internet de la forma más pedagógica posible, supongo que debido a mi perfil docente. El contenido no lo es todo, debe complementarse con la forma, con el marketing. Es cuando saque mi lado niño, ese que nadie debe perder (un adulto creativo es un niño que ha sobrevivido según dicen). A partir de ahí comencé a trabajar aspectos como símbolos de geolocalización, camisetas customizadas o pelotas de goma de la bola del mundo en mis manos mientras daba charlas. Y todo ello de forma consciente y planificada, cada conferencia en la que usaba una camiseta u otro elemento de merchandising lo hacía como una forma de empatizar directamente con el público, llamando la atención sobre un elementos fácil se comprender, pero que, en realidad, es una metáfora que aglutina todo mi discurso sobre la importancia del mundo geo. Por ejemplo, en esta imagen el simple hecho de poner el marcador de geolocalización en un móvil y en el corazón ya habla de muchas cosas: geolocalización (racional), corazón (emocional) y tecnología (herramienta) que une ambas.

¿El futuro de la geografía depende de la tecnología?

¿El futuro de la geografía depende de la tecnología?

Legué a imprimir unas camisetas con la frase “mi punto g”, jugando con el logotipo de mi antigua marca y en la parte trasera un marcador de geolocalización con un pequeño corazón, que representaba la importancia emocional de la geolocalización (lo que relaciono con el neuromarketing, pero también con la geografía subjetiva o behaviorista de los años setenta). La frase tiene claramente un mensaje, si se permite la expresión, geosexualizado, la gente lee “mi punto g” y sonríen y yo leo “mi punto geo” y digo que es el punto geográfico de máximo placer para el cliente.

La marca personal del geógrafo 2

El punto extremo de la marca es mostrar, en ocasiones, un tatuaje que luzco en mi hombro izquierdo con la rosa de los vientos, no lo hice por marca, sino por un tema personal, pero si influido por mi amor por la geografía y que me ha servido para reforzar mi marca.

Sin la geografía no estás en ningún sitio

Otro de los aspectos que me ayudan a comunicar mi marca es jugar con la letra g, de hecho en muchas ocasiones comienzo mis charlas diciendo “Hola, me llamo Gersón, soy geógrafo y me dedico a la geolocalización, es lo que llamo mi mundo geo”.

Tal y como comentaré más adelante el otro elemento que he utilizado para posicionar mi marca personal, ha sido tener la suficiente relevancia en Google, de hecho llegué a hacerme unas tarjetas de visita en las que se simulaba el buscador y ponía “Gersón Beltrán”. Era muy curioso ver cómo casi todo el mundo giraba la tarjeta buscando más información y es cuando les decía: “si quieres saber lo que hago lo demuestro con hechos, búscame en Google”. 

La marca personal del geógrafo 3

Siempre he considerado que he estado entre dos aguas, entre la academia y la empresa, entre la universidad pública y la empresa privada. Intento ofrecer a la universidad el sentido práctico y a la empresa la rigurosidad metodológica, en ocasiones funciona y en otros eres demasiado práctico en la Universidad y demasiado teórico en el mercado.

He sido becario, empresario, autónomo, emprendedor, trabajador en la administración pública, asalariado en la empresa privada, he colaborado e asociaciones, he presidido la delegación valenciana del Colegio de Geógrafos durante varios años (tengo el número de Colegiado 0147, lo que es un orgullo para mi), he organizado blogtrips y participado en blogtrips, he montado congresos de más de 50 ponentes y he dado conferencias ante más de 500 personas. Todo ello me ha dado una visión poliédrica de la realidad del geógrafo, pudiendo observarla y comprenderla desde muy distintos puntos de vista.

Sigo considerándome un activista de la geografía y la marca personal del geógrafo debe ser la bandera con la que presentarnos al mundo y mostrar y demostrar que seguimos teniendo mucho que ofrecer, ayudados por la tecnología, pero poniendo siempre al ser humano en el centro del mapa de la nueva geografía en red. 

El público: la comunidad de #geofans

#geofans fue un hashtag que creé en un intento por crear o generar una comunidad alrededor de mi marca personal. Esta palabra iba acompañada de una estrategia definida a tal efecto: la creación de una lista de distribución de mi blog a la que la gente se suscribía y que llegó a alcanzar más de 1.000 personas, la creación de un grupo en LinkedIn que se denominaba “Geógrafos” y cambió el nombre a “Tecnología geoespacial” y que cuenta, en estos momentos con 4.079 miembros que comparten información diariamente. Por último, el uso de #geofans en mis medios sociales siempre como forma de agrupar lo que yo hago y comunico, de hecho hoy en día tienen 1470 resultados en el buscador Google.

La marca personal del geógrafo 5

También he realizado un ejercicio de análisis de quien me dirijo, de manera que comunico de forma distinta según vaya a unas u otras personas:

1.- Geógrafos: desde luego es mi parte activista, no sólo reivindicar el papel de la geografía en Internet, sino servir de inspiración (humildemente) a todos los geógrafos que no acaban de encontrar su lugar en el mundo profesional.

2.- Profesionales y estudiantes de la geotecnología: aquí entran todos los estudiantes, profesionales y organizaciones del mundo de las Infraestructuras de Datos Espaciales (IDEs), los Sistemas de Información Geográfica (SIG), la localización inteligente, el geomarketing, la geolocalización, etc. En este grupo intento aportar la parte de divulgación y marketing, de cómo hacer que temas complejos lleguen a la sociedad de forma más pedagógica.

3.- Profesionales y estudiantes del marketing y la publicidad: son todos aquellos estudiantes, profesionales y organizaciones a los que aporto en valor añadido de la geolocalización como forma de análisis de la realidad de Internet, así como los mapas online como herramienta de comunicación.

4.- Público en general: que se sienten atraídos por un aspecto diferente, como es la geolocalización o los mapas online, a los que me acerco de forma muy pedagógica intentado hacer accesible un contenido que puede resultar complejo en función de cómo se comunique.

Los contenidos: entre la geografía informal y la académica

Paralelamente, trabajo siempre dos aspectos que considero esenciales: crear contenido y compartirlo de forma desinteresada. Por eso llevo miles de horas de formación a mis espaldas, varios libros escritos, cientos de artículos en mi blog, miles de minutos de videos en Youtube, más de 100 presentaciones en Slideshare, MOOCs compartidos, decenas de artículos científicos, miles de tuits, etc. 

El año 2012 pensé que había escrito artículos interesantes en mi blog, o al menos originales (ya que no encontraba nada similar al menos en lengua castellana) y decidí autopublicar un libro “Geolocalización y redes sociales: un mundo social, local y móvil”, después vendrían otros 4 más. También me di cuenta de que tenía una presencia notable en Internet y los medios sociales, pero eso no llegaba a la Universidad y comencé a publicar artículos científicos para tener presencia en la academia, un mundo completamente separado del de los medios sociales en ese momento (y, me atrevería decir, que en este momento). Es entonces cuando entré en redes académicas como Academia edu y Research Gate, ma abrí perfil en Google Scholar y me familiaricé con el ORCID y el sorprendente y oscuro mundo de las publicaciones indexadas en revistas académicas por las que se paga por publicar. Al final el valor añadido que intento aportar gira alrededor de dos brechas existentes en el mercado, tal y como las define Jorge del Río:

Brecha de objeto de investigación

Se investiga mucho y muy bien, generando contenidos originales y metodología útiles, pero en muchas ocasiones no llega a la práctica, al mercado, a poder ser puesto en valor en un entorno real (hablando de investigación aplicada, desde luego). Toda investigación es interesante por el mero hecho de plantearse preguntas, pero es cierto que, si el objeto de investigación no tiene un pequeño margen para su comunicación, queda invisibilidad. Por ejemplo, cada congreso científico que se hace anualmente genera unas actas con muchísimos artículos y autores, pero más allá de servir para el Currículum Vitae (CV) de cada uno, y cada vez menos si no es una publicación que puntúe o indexe, pero dichas actas se quedan agrupadas en un pdf en la nube que no se llega a conocer, es un esfuerzo enorme y un capital de conocimiento que desaparece porque se desconoce su existencia.

Brecha de comunicación

El apartado anterior se relaciona directamente con este segundo y me remito al libro “Mapas invisibles» (Jorge de Río, 2011). A pesar de los esfuerzos editoriales por incorporar los medio sociales más populares del momento mediante botones preparados para compartir el enlace al artículo, titulares, videos resúmenes gráfico, e imágenes. Esta estrategia no está teniendo éxito, según muestran las estadísticas. Falla la generación del contenido y la optimización para el seo. Ambas carencias no permiten que el contenido sea popular y carece de relevancia en internet. Parece necesaria la función de de los divulgadores de Carl Sagan , pero no está tan desarrollada como en otra áreas de la ciencia, como al astronomía, las matemáticas, o la salud.

Las conferencias: actuar sobre el escenario

Pero, sin duda alguna, una de las cosas que más me gustan es dar conferencias, para mí es lo más parecido a subirse a un escenario en el sentido artístico del término e intento que sea lo más profesional posible. Por eso cada presentación es única, está personalizada sobre el tema y el lugar en el que me encuentro y la comparto siempre una vez la he realizado.

 

Si tuviera que elegir en 5 conferencias de mi vida profesional que me han ayudado a consolidar mi marca y, sobre todo, a darle coherencia, serían estas (todas ellas disponibles en mi canal Youtube y en Slideshare):

  • La revolución de la geolocalización, Campus Party, 2010
  • Sin la geografía no estás en ningún sitio, Ignite 2016
  • Los nuevos mapas, todo sucede eón algún lugar, TEDxAlcoi 2017
  • Geomarketing: de la información al conocimiento, Innova Bilbao, 2017
  • ¿El futuro de la geografía depende de la tecnología?, TEDxUPValència 2020

Pero también he dado otras conferencias en las que he “jugado” con mi marca personal como “Geolocalización a ritmo de vals (2011)” o  “Los 10 mandamientos de la geolocalización (2012)”.

Además, he intentado transmitir la importancia de la marca personal para el geógrafo profesional en charlas como:

  • El nuevo geógrafo en la sociedad del conocimiento, 2011
  • Conocimientos prácticos de la geografía profesional, 2011
  • La profesión del geógrafo, 2012
  • La g como ejemplo de personal branding, 2013
  • Geografía 2.0, 2013
  • Un geógrafo en el mundo, 2014
  • Mi historia de branding personal contada en primera persona, 2014
  • La nueva geografía profesional, 2014
  • Inventa tu trabajo, emprende después del grado, 2015
  • La geografía como profesión al servicio de las sociedades del futuro, 2020

Eres lo que compartes”, decía Enrique Dans, “Copyright significa Copy is right…siempre que cites las fuentes”, según Andy Stalman y “Eres de dónde participas”, por Genís Roca. Son las tres máximas que me han acompañado a lo largo del esos diez años: compartir, citar fuentes y participar (muchas de mis conferencias y artículos están disponibles en mi canal Slideshare).

Todo ha sido el resultado de mucho esfuerzo y mucha constancia: cada vez que voy a un encuentro lo comunico en los medios sociales, comparto el contenido que he generado, sigo al resto de ponentes en Twitter y LinkedIn y respondo a cada tuit o comentario, generando conversación. Además, siempre trabajo la relevancia en Internet, como relación entre la accesibilidad de la oferta y la popularidad de los usuarios, como bien explicó Jorge del Río de forma pionera en su libro Mapas Invisibles.

Una metodología basada en la experimentación y en la experiencia

Desde que, hace años, conocí el método del Círculo de oro de Simon Sinek, lo he seguido en todas mis acciones: tradicionalmente se analizan los proyectos desde el punto de vista racional: qué, cómo y por qué. Pero, en realidad, nuestras decisiones son emocionales, por lo que debería ser al revés: por qué, cómo y qué

  • El propósito: por qué lo hacemos (causa)
  • El proceso: cómo lo hacemos (contenido)
  • La prueba: qué hacemos (productos y servicios)

A la hora de comunicar mi marca personal como geógrafo profesional utilizo una metodología propia. Bajo mi punto de vista la clave está en cuatro pasos que son como las patas de una silla, si uno falla, la silla no es estable:

1.- Información: generar un contenido que sea interesante para contar

2.- Publicación: definir ese contenido cómo lo quieres mostrar (en forma de texto, de foto, de video, de presentación, de audio, de mapa, etc) y en qué plataforma (WordPress, Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram, Pinterest, Youtube, Slideshare, Spotify, etc…)

3.- Dinamización: no sólo publicarlo, sino moverlo, citar a otra gente, responder a todos los comentarios, agradecer, etc.

4.- Monitorización: medir el impacto, todos los medios sociales ofrecen analíticas de cada publicación y del conjunto del canal.

La estructura de las publicaciones que planteo a nivel general deben tener siempre, a ser posibles, estos elementos:

  • Titular 
  • Call to action
  • Texto resumido
  • Imagen/video
  • URL acortada (Landing Page)
  • Hashtag: #organización #marca #contenido #localización
  • Citar (@)

Los pasos a seguir a la hora de plantear cualquier contenido son tres por orden cronológico, ya que conforman un sistema interrelacionado:

1.- Definir a la audiencia (demanda)

Las personas deben estar siempre en el centro de cualquier acción, hay que empatizar con el usuario para entender qué es lo que quiere: si necesita que le aportemos valor hablaremos de vitamina, si en cambio le solucionamos un problema seremos medicina. Es necesario realizar una segmentación previa de los usuarios, para lo cual podemos atender a diversos criterios:

  • Localización
  • Sexo
  • Edad
  • Función
  • Etc

Aunque últimamente se habla de que vamos a una personalización e individualización absoluta de la comunicación, en la que no nos servirá establecer targets ni buyer persona, sino acciones segmentadas a nivel de individuo, incluyendo que cada uno podemos tener diversos intereses en función del momento y el lugar en que nos encontremos,

2.- Establecer objetivos (oferta):

Es imprescindible definir bien los objetivos que se quieren conseguir, en mi caso tengo estos de referencia:

  • Posicionamiento
  • Información
  • Tamaño
  • Participación
  • Influencia
  • Reputación
  • Geolocalización
  • Atención al cliente
  • Venta

Al mismo tiempo, hay que generar indicadores (KPIs) que permitan medir el cumplimiento de esos objetivos y el alcance de las publicaciones:

  • Localización: alta en Google Maps
  • Información: visualizaciones
  • Tamaño: seguidores
  • Participación: me gusta y comentarios
  • Influencia: compartidos
  • Reputación: opiniones y puntuaciones
  • Posicionamiento: posición 1ª página Google

3.- Identificar canales de comunicación (herramienta)

Los canales de comunicación deben ser siempre una combinación del off y el online y deben ser la herramienta que una la demanda (audiencia a quien nos dirigimos) con la oferta (productos o servicios que ofrecemos). En cuanto a herramientas, las principales que utilizo son:

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Instagram
  • Youtube
  • Pinterest
  • Spotify
  • Google Maps
  • WordPress

Los tipos de contenidos que comparto son:

Internos

  • Atemporales: servicios o contenidos que ofrezco como profesional
  • Temporales: noticias de interés, subvenciones, proyectos, etc
  • Día a día: contar en qué estoy trabajando (a ser posible con fotografía adjunta)
  • Eventos: antes de producirse, durante y después

Externos

  • Atemporales: contenidos de interés que ofrecen otros organismos públicos o privados
  • Temporales: noticias de interés, subvenciones, proyectos, etc
  • Eventos: antes de producirse, durante y después

Fijos

  • Conversación (Facebook, Twitter y Linkedin)
  • Contenidos: publicaciones en pdf (Slideshare), fotografías de los servicios (Instagram y Pinterest), videos (Youtube, Vimeo), podcast (Ivoox, Spotify), artículos (WordPress).
  • Geolocalización (Google My Business)
  • Publicidad (ads)

Google como lugar y la página web como oficina

La relevancia en Google es básica, tal y como he comentado anteriormente, a través de la siguiente fórmula tomada del SEO:  Accesibilidad+popularidad=relevancia

A la hora de posicionarme siempre planteo tres formas en la que debería aparecer en los primeros resultados de la primera página de Google (en el que se concentran, aproximadamente, el 80% de las búsquedas):

  • Por marca: cuando ponga Gersón Beltrán
  • Por contenido: cuando ponga palabras clave como geografía, geolocalización, geógrafo, etc
  • Por localización: cuando añada una localización a las palabras clave anteriores, por ejemplo geógrafo València

Bajo mi punto de vista el posicionamiento en Google puede venir dado de cuatro formas:

  • Natural (SEO): generando contenido de valor, original y de calidad, a través del blog, libros, entrevistas, etc
  • Publicidad (SEM): pagando para promocionar eventos o productos puntuales
  • Geoposicionamiento (GEO): usando Googel My Business como herramienta de geoposicionamiento
  • Social Media (SMO): usando las redes sociales como herramienta de tráfico y posicionamiento

El centro de mi actividad de mi página web y la generación de posts, en los que analizo y cuento diversos aspectos de la geografía profesional, lo que yo llamo “mi mundo geo”, y que uso como un sistema abierto en el que consumó información de mis otros canales de contenidos (Youtube, Slideshare, Spotify, Pinterest, etc) y comparto los post en los medios sociales (Twitter, LinkedIn, Facebook, Google My business y, en ocasiones, Instagram). De este modo, si el contenido resulta interesante la gente entra en el blog a leerlo y, al mismo tiempo, lo compartí a su vez con sus seguidores lo que aumenta la viralización, pero también la relevancia de mi contenido. 

Hay un elemento fundamental y es la curiosidad, intentar siempre conocer cómo funciona el sistema. En este sentido un día encontré que Google indexaba mi nombre en lo que llama el gráfico del conocimiento, es decir, en la parte derecha de la primera página de resultados cuando buscaba por mi nombre “Gersón Beltrán”. Comenzó por mis libros y poco a poco he ido logrando que añadan otros libros en los que he participado, fotografías, mi formación en la Universidad de València y mi profesión, geógrafo.

Finalmente, aunque Google sigue siendo muy relevante, cada vez aparecen nuevos «actores» que impactan en la marca personal por lo que no sólo me quedo en el buscador, sino que intento optimizar otras plataformas como Amazon, con mi página como escritor,  Google Play, con mi propio espacio con los ebooks que he publicado, o Spotify, donde subo los podcast de mis entrevistas y conferencias.

Mi propuesta para crear una marca personal

Al comienzo de la pandemia la Delegación del Colegio de Geógrafos de la Comunitat Valenciana, de la que fui presidente hace años (lo digo con humildad, pero con orgullo), me pidió que diera un webinar el año pasado, en plena pandemia y confinamiento estricto en nuestras casas.: “Marca personal: haz que te encuentren en la red”. En ésta planteaba 10 propuestas de cómo gestionaba mi marca personal, con 10 ejercicios y 10 ejemplos:

1.- Predicando con el ejemplo presencia en google

Ejercicio 1 busca tu nombre en google y lo que haces 

Mi caso: gersón beltrán, geógrafo, geolocalización online, geotecnología, wikipedia

2.- De dónde vengo y cómo he llegado hasta aquí

Ejercicio 2 identifica qué te apasiona y en qué destacas 

Mi caso: sostenibilidad, sig, desarrollo local, paisaje, turismo, comunicación, nuevas tecnologías, geografía

3.- La formación, nunca dejes de estudiar

Ejercicio 3 busca de quien puedes aprender hoy en día 

Mi caso: Genis roca, Marc vidal, Andy stalman, Enrique dans, Adolfo plasencia

4.- Un método: porqué, cómo y qué

Ejercicio 4 identifica tu porqué, cómo

Mi caso: quiero transformar el mundo (porqué), divulgando la geografía y uso la formación (cómo), la consultoría, la divulgación y investigación (qué).

5.- La imagen: avatar, banner y bio

Ejercicio 5 elige una foto, un banner y una bio en 140 caracteres

Mi caso: no siempre es igual, evolución en el tiempo y adaptación

6.- Los contenidos: entre posts y artículos científicos

Ejercicio 6 crea un contenido de valor en cualquier plataforma 

Mi caso: blog personal, otros blogs, google scholar, academia.edu, reserarch gate

7.- La conectividad: salir y relacionarte

Ejercicio 7 haz una lista de tus redes sociales profesionales e identifica las que te encuentres más cómodo 

Mi caso: redes conversación, contenidos, geolocalización, venta

8- La reinvención continua: de la geografía a la geotecnología

Ejercicio 8 piensa a qué te puedes dedicar dentro de 5 años 

Mi caso: evolución de la geolocalización – geomarketing – geotecnología – geodatos

9.- La proactividad: si no hay trabajo, me lo invento

Ejercicio 9 piensa en qué podrías ayudar profesionalmente

Mi caso: transformación hacia datos geolocalizados e inteligencia

10.- El retorno de la inversión, objetivo: vender

Ejercicio 10 ponle precio a lo que haces y prueba a venderlo 

Mi caso: embudo de conversión, ponerse en la piel del cliente, karma y Beca Torres Quevedo 

Los resultados: comunico, luego existo

Un elemento que me caracteriza a la hora de desarrollar mi marca personal es combinar la parte estratégica con la operativa, me encanta investigar y reflexionar, pero también probar las cosas, que es lo que hace que esas reflexiones puedan llevarse a la práctica. No dejar nunca de soñar mirando hacia el cielo, pero estar siempre con los pies en la tierra. Al final me encuentro siempre al comienzo y al final de un proyecto: en la fase previa analizo y organizo cómo debería ser, alguien lo desarrolla (programadores, diseñadores, etc.) y en la fase posterior llevo eso a la realidad de negocio, lo promociono (marketing) y lo comercializo.

Un retorno importante, a efectos de visibilidad, relevancia e, incluso, influencia, es el propio posicionamiento en Google que he conseguido tras muchos años de pruebas, aprendizajes, constancia y esfuerzo. En este sentido, aparecen referencias mías en la 1a página de resultados de Google cuando se buscan palabras o frases como «geógrafo» (3.870.000 resultados), «geógrafo profesional» (1.190 resultados), geolocalización online (4.580 resultados), geomarketing (3.530.000 resultados), geotecnología (421.000 resultados), «geolocalización y redes sociales» (16.300 resultados), «datos geolocalizados» (9.500 resultados), «turismo rural online» (4.590 resultados), así como conceptos inventados y desarrollados como «geoposicionamiento emocional» (1.060 resultados ); o con frases como «Sin la geografía no estás en ningún sitio» o «Todo sucede en algún lugar».

Es cierto que no puedo dar cifras exactas del famoso ROI o retorno de la inversión de mi marca personal, pero si que me ha dado mucho trabajo y algunos ingresos, recibiendo mucho más de lo que yo comparto: conferencias, cursos, talleres, consultoría, currículum, entrevistas, apariciones en prensa, radio y TV, etc.

También es cierto que implica mucho esfuerzo y constancia, que en parte se pierde privacidad, sobre todo porque mi nombre y apellidos reales están detrás de mi marca y que es un tiempo extra del trabajo que hay que dedicar a mantener esa imagen.

Pero, si he de ponerlo en una balanza, gana la parte más positiva de lo que he crecido profesionalmente, de lo que he aprendido, las personas que he conocido, del reconocimiento que tengo, de que la gente me pregunte y yo, de alguna forma les inspire, de abrir nuevas fronteras a esta geografía en red del siglo XXI.

El futuro es un lugar

No sé lo que me deparará el futuro, en estos momentos en mi blog publico cuando quiero y lo que quiero, haciendo que la marca se adapte a mi realidad y no al revés. También aparecen nuevos canales vinculados con los contenidos a tiempo real, todo lo contrario de lo que yo predico con los contenidos y que dejen poso a medio y largo plazo. La inmediatez y la superficialidad arrasa: Snapchat, Tik Tok, Stories y Reels de Instagram, streaming con Twitch, salas de audio con Clubhouse, ect…nuevos canales para un nuevo público y que serán el futuro mercado. 

Sigo en beta permanente, buscando el encaje con este nuevo mundo, en cómo puedo ofrecer mis servicios tan técnicos y dirigidos al B2B (Business to Business), aunque es cierto que no tengo tiempo para ofrecer tanto contenido y que desaparezca en 24 horas, pero el hecho de probar estas herramientas, intentar entender a las nuevas generaciones y comentarlo ya es un ejercicio de investigación que me mantiene ahí.

De nuevo cito a Jorge del Río, compañero de publicaciones y de batallas en los últimos años, que ya comentó hace cinco años que ahora se lleva el consumo urgente, cultura del aperitivo,  multifuentes, cambios, experiencias, condensado, global, multiplataforma, omnivorismo cultural, búsqueda del consumo , personalización, seguridad, confianza, etc…

La marca personal del geógrafo es la clave para esa visibilidad que siempre hemos demandado en la sociedad, si queremos mostrar nuestro elemento diferenciador hay que comunicarlo. Ya se están dando pasos en ese sentido, cada vez veo más geógrafos comunicando el Twitter y el Linkedin, empiezan a aparecer por Tik Tok y Twitch y la gente joven está ávida de entrar en el mercado laboral y de aprender.

Lo que sí está claro es que los contenidos siguen siendo la esencia, el recurso principal, el átomo de la geografía en red, entendiendo como contenido el tener un discurso basado en el método científico (hipótesis, pruebas, preguntas). Sigo fascinado por analizar y disfrutar la revolución que estamos viviendo. La forma de comunicarlo es lo que cambia, cambian los canales, incluso el público, pero la necesidad de hacerse preguntas y de reflexionar es innata al ser humano y, bajo mi punto de vista, el geógrafo profesional debe seguir siendo un científico del dónde, pero integrando un nuevo mundo en el que lo físico se une a lo digital, las personas a los robots, el humanismo a los algoritmos y, todo ello, basado en la dimensión espacial, una capa transversal esencial para el ser humano, ya que le ayuda a encontrar su lugar en el mundo.

 

El pasado Miércoles 23 de septiembre de 2020, estuve en las Jornadas de sensibiliación turística de Terres del Maestrat, ànima interior, en el Santuari Font de la Salut en Traiguera, impartiendo la conferencia  «Tecnologías para el turismo de interior».

El desarrollo del turismo de interior está ligado al potencial de la tecnología, que puede convertirse en una herramienta muy potente para conectar con los visitantes. En el desarrollo de mi Tesis Doctoral “Los municipios turísticos de interior de la Comunitat Valenciana en Internet”, que luego derivó en el libro “Turismo rural online: páginas web y redes sociales” (UOC, 2019), identifiqué que existe una relación directa en la que los destinos de interior pueden tener un mayor desarrollo turísticos si saben usar la tecnología de forma adecuada. Además, en mi conferencia TEDxUPVAlència, “¿El futuro de la geografía depende de la tecnología?” exploraba las posibilidades que ofrece la geografía y la tecnología en el desarrollo futuro.

En esta conferencia para el destino turístico de Maestrat, un territorio compuesto por 10 municipios del interior de la provincia de Castellón, planteo el desarrollo de soluciones tecnológicas a través de cuatro aspectos: el posicionamiento, la geolocalización, el geomarketing y la datificación, con un anexo de 40 herramientas online y gratuitas con las que la administración, empresas y asociaciones pueden poner usar la tecnología al alcance de todos en Internet para el desarrollo de los destinos turísticos y el turismo de interior.

Mi agradecimiento al Plan de Dinamización Turística Terres del Maestrat por la invitación, encarnado a través de mi buen amigo Agustín Arambul (Bul), quien siempre confía en mí para colaborar en todo tipo de iniciativas

Adjunto la presentación y el video resultante

El pasado Jueves 28 de mayo tuve el placer de participar en el webinar «Mapas, geografía informal y divulgación en red», organizado por Kevin R. Wittmann (@kr_wittmann), moderado por Manel Alemany (@Cranemania) y junto a los divulgadores Jorge del Río (@orbemapa), Ana Rota (@letras_ciencia), Miguel García Álvarez (@Milhaud), Gonzalo Prieto (@geoinfinita)

Se trata de una iniciativa colaborativa, sin mas ambición que la de compartir experiencias en torno a los mapas, la geografía informal y la divulgación en red por parte de estos “activistas” de la geodivulgación en Internet. A algunos los conocía personalmente (Manel Alemany y Jorge del Río), con otros había colaborado online (Gonzalo Prieto) y al resto los seguía en Twitter con mucho interés (Ana Rot y Miguel García Álvarez), pero a todos nos une una pasión en común y creo que eso se transmitió en lo distendido de la charla.

Gracias al moderador logramos no hablar más de 5 min seguidos y que esta mesa redonda virtual fuera ágil y todos habláramos con un tiempo similar y aportáramos diversos puntos de vista que, aunque desde diversas disciplinas, al final derivaban en una misma forma de ver la divulgación en red.

A destacar el hilo de conversaciones que se generó en las redes sociales (alrededor del hashtag #geografíayredes), primero con el anuncio una semana atrás del webinar, durante el mismo en el chat el directo y, a posteriori, con toda la información y contenido que seguimos compartiendo encantados con aquellos interesados.

A continuación os dejo algunas respuestas a las preguntas que se nos plantearon y, al final del post, está el video del webinar para quien desee verlo. Muchas gracias a Kevin por “liarme” con estas cosas que me encantan, a mis compañeros por enseñarme tanto y hacerme partícipe de una comunidad de apasionados de los mapas y, sobre todo, a toda la gente que nos ha seguido y que nos ha animado a seguir divulgando en torno al mundo de los mapas y la geografía informal.

Presentación de los ponentes

Me llamo Gersón Beltrán, soy Geógrafo y me dedico a la Geolocalización, es lo que llamo mi Mundo Geo. Soy Doctor en Desarrollo Local y Territorio por la Universitat de València y trabajo como investigador, escritor, divulgador, formador a través de mi propia marca personal y como consultor en Play&go experience, una empresa española que conecta el mundo físico y online mediante la gamificación, la geolocalización y la realidad aumentada, obteniendo datos inteligentes para las organizaciones.

¿Por qué te apasionan los mapas? ¿Qué potencial les ves? ¿Cuándo surgió esa pasión?

Los mapas son el lenguaje natural del geógrafo que nos une con el entorno social y ambiental que nos rodea, pero también son una forma de expresión artística, una tecnología de información geográfica, un medio para encontrar nuestro lugar en el mundo.

El potencial que se le quiera dar, pero para mi el esencial es que permite contextualizarnos en el espacio a cualquier escala y en cualquier momento (dimensión espacio temporal), convierte la información geográfica en conocimiento y en inteligencia para tomar decisiones más racionales que nos ayuden a mejorar y transformar el mundo.

Supongo que como todos, de pequeño con los atlas de geografía y la bola del mundo, como dice Mafalda, viajando sin salir de casa, explorando y descubriendo que hay muchos países y fronteras, pero que al final hay un solo Planeta Tierra y una humanidad que lo habita, Gaia entiende de vida, no de fronteras

¿Cómo llegaste a la divulgación? ¿Te costó darle salida? ¿Qué herramientas usas para la divulgación geográfica y cuál es tu preferida?

Llegué a través de Internet y la tecnología, aunque llevo muchos años de formador y siempre me han dicho que soy muy didáctico a la hora de explicar las cosa (algo tendrá que ver que mis padres son ambos pedagogos), gracias a Internet entré en un nuevo mundo conectado donde comunicar mi percepción de la realidad como geógrafo, pero en un entorno digital.

Me costó sacarle rentabilidad, porque aquí se une la pasión y el dinero, la emoción y la razón, pero siempre he sido muy proactivo y he querido cumplir esa gran frase que dice que “eres lo que compartes”.

Herramientas todas, al final el contenido es siempre uno, lo que cambia es cómo comunicarlo: en conversaciones en Facebook, Twitter y Linkedin, en artículos en mi blog, en videos en Youtube, en Podcast en Spotify, en presentaciones en Slidehare, en imágenes en Pinterest e Instagram y en mapas online en cualquier plataforma.

¿Cómo has valorado/valoras la divulgación en red durante épocas como la que estamos pasando (cuarentena, COVID-19…)? ¿Qué proyectos de digitalización y archivos cartográficos utilizas y recomiendas?

Ahora mismo la divulgación es esencial, pero sobre todo hay que reivindicar a la ciencia, al conocimiento y al esfuerzo, como forma de combatir los bulos o fake news (o fake maps, que también los hay). El problema es que, como sigue habiendo una cierta desconexión entre la Universidad y la sociedad, se produce una paradoja inquietante: los que hacen ciencia de forma objetiva no lo comunican de forma didáctica y llegan a la ciudadanía y los que opinan de forma subjetiva tienen capacidad de llegar a mucha gente. Las personas no le preguntan la científico con más papers e indexaciones en revistas, sino a Google y al primer Youtuber que se posicione en su 1ª página.

No podría recomendar uno en concreto, hay tantos que uno se pierde, lo que si que recomiendo son dos cosas: lo esencial es saber hacer las preguntas adecuadas y conocer a los especialistas de cada cosa, no es cuestión de saber más que nadie, sino de qué cuestión me planteo y quién puede ayudarme a encontrar la información.

¿El futuro de la geografía depende de la tecnología? ¿Hacia dónde se dirige la profesión del geógrafo?. La Geografía es la ciencia que relaciona a los seres humanos con el espacio que habita en el Planeta Tierra. Los geógrafos profesionales trabajan en 5 ámbitos: Tecnologías de Información Geográfica, planificación urbanística, desarrollo territorial, medio ambiente y Sociedad del Conocimiento. A través de estos, exploro 10 tecnologías que van a definir la geografía del futuro y nos permiten imaginar cómo será el futuro de la geografía y de la tecnología geoespacial: datos geolocalizados, Localización Inteligente, Inteligencia Artificial, blockchain, Internet de las Cosas, 5G, realidad aumentada, realidad virtual, robots, chatbots. Tal y como digo en la frase final “la tecnología dice que estamos hechos de bits, pero la geografía nos dice que estamos hechos de lugares”.

A continuación comparto mi conferencia en la 5a edición del TEDxUPVAlència 2020, junto al texto de la misma:

Yo soy geógrafo y estoy orgulloso de ello, me encanta mi profesión. Y no, siento decepcionaros, pero no me sé los nombres de todos los ríos, las montañas ni todos los países del mundo…no soy un Trivial con patas. La geografía es mucho más, es la ciencia que estudia las relaciones entre los seres humanos y el planeta, es una ciencia que describe, analiza, explica y transforma el mundo. Hace 10.000 años el ser humano se hizo sedentario: hemos pasado de ver lo que sucede a través de la ventana de nuestra cueva, lo más cercano a nosotros,  a ver lo que sucede en la aldea global desde la ventana de nuestro móvil. La tecnología es lo que nos permite explorar y descubrir nuevos mundos y, a mí, me fascina la tecnología.

Todo está cambiando y va muy deprisa. Según el Foro Económico Mundial en 5 años, en el año 2025, habrá más máquinas inteligentes trabajando que personas…, ¿os habéis planteado cómo será el futuro de vuestra profesión en la 5ª Revolución Industrial? Yo si. Me pregunto en qué trabajarán los geógrafos, cual será el futuro de la geografía, para ello, debemos imaginar cómo será la geografía del futuro. Os invito a acompañarme en este viaje y a que, cuando hable de geografía, cambiéis esa palabra por vuestra profesión, porque al fin y al cabo esta revolución nos afecta a todos.

No vivimos sólo en el planeta Tierra, sino, al mismo tiempo, vivimos en un mundo virtual y digital: el ciberespacio:estamos en varios sitios al mismo tiempo, nos relacionamos con gente a la que nunca veremos físicamente, usamos dinero digital, nos movemos por autopistas de la información… al mundo físico de las personas hemos de integrar el mundo digital y los robots ¿existe lugar para la geografía en este nuevo mundo?

Si unimos la palabra geografía y tecnología obtenemos la geotecnología, que está más presente de lo que pensamos en nuestro día a día: desde los satélites que sobrevuelan nuestras cabezas hasta el GPS de los móviles en la palma de nuestra mano, pasando por los mapas online y la información geográfica…el 69% de las consultas de Google implican una localización específica y, este año, la industria geoespacial crecerá hasta los 72 billones de dólares en todo el mundo. Los datos geolocalizados generarán un valor de consumo de 500 billones de dólares.

Los datos…nos movemos pegados a nuestros móviles y todo queda registrado, ¿cuántas veces creéis que se graba nuestra geolocalización?… en algunos casos la localización se recolecta hasta 14.000 veces al día. Estamos pasando de un proceso de digitalización a un proceso de datificación, por ejemplo, el grupo Metallica elige dónde tocan y qué canciones en función de lo que la gente escucha en cada sitio. Spotify ya no vende canciones, sino los datos de los sentimientos y las emociones de las personas que escuchan música según cuándo las oyen y dónde las oyen. Todo esto también es geografía.

Pero además de la geotecnología, el resto de las tecnologías también impacta en la geografía: localización inteligente, Internet de las cosas, inteligencia artificial, realidad mixta, robots, etc. ¿todo esto tiene que ver con la geografía? ¿Cómo influirá la tecnología en la relación entre las personas y el espacio?

Estas preguntas son la que definirán la geografía del futuro, vamos a intentar responderlas hablando de 10 tecnologías en torno a 5 grandes ámbitos de trabajo del geógrafo profesional y, de paso, veremos con ejemplos que la geografía es mucho mas que memorizar ríos, montañas y países.

Tecnologías de la información geográfica: un geógrafo trabaja con información geográfica y ésta se basa en datos. En el futuro le daremos mucho más valor a nuestros datos geolocalizados, todos los estudios confirman que un dato que incorpore una componente espacial aumenta considerablemente su valor.

Y hablando de valor, ¿cuánto valen nuestros datos? ¿lo sabéis? Las empresas de datos de ubicación venden los datos de un usuario durante un mes por 1€ cada uno, tus datos valen 1€, con 300 € podría comprar todos vuestros datos de dónde habéis estado este último mes.

También se trabaja con big data, grandes volúmenes de datos, smart data, que son datos inteligentes, el open data nos dice que los datos deben ser públicos, abiertos y compartidos. Al uso de los datos en el espacio le llamamos localización inteligente y sirve, por ejemplo, para predecir cómo se van a mover las personas y los coches autónomos.

La geografía del futuro deberá organizar todos esos datos para encontrar las soluciones más eficientes, por ejemplo si predecimos cómo se va a mover la gente y los vehículos podemos evitar congestiones en las ciudades o reducir impactos medioambientales.

Planificación urbanística: el llamado Internet de las cosas implica que todos los objetos estarán conectados a la red, son como nodos de un sistema que emiten y reciben información de forma ininterrumpida y a tiempo real. Pero eso tiene su cara B, por ejemplo, el año 2016 se infectaron miles de aparatos domésticos con un pequeño software que dio a un hacker el control sobre los aparatos para atacar páginas web de Amazon, Netflix, The Guardian o la CNN entre otros.

La geografía del futuro se preguntará dónde están esos objetos, de qué tipo son, qué información emiten y reciben y como se relacionan e impactan en el medio, tanto medioambiental, como socioeconómico.

El Internet de las cosas se desarrollará gracias a la tecnología 5G, que implica la posibilidad futura de suministrar y consumir más datos, a tiempo real y por más usuarios al mismo tiempo. En caso de los mapas la tecnología 5G permitirá usar en nuestros móviles imágenes de satélite de alta resolución, una definición más exacta del GPS y consumir gran cantidad de datos geolocalizados.

La geografía del futuro puede desembocar en una guerra por el 5G, dependerá de quien lo controle, quién domine el 5G…¿ dominará el mundo?.

Desarrollo territorial: el concepto Smart aparece cada vez más en el vocabulario tecnológico. La inteligencia nos habla de transformar la información en conocimiento a partir de poner los datos obtenidos en un contexto espacial.

Se dice que la inteligencia artificial superará a la humana, los Emiratos Árabes Unidos ya tienen un ministro de Inteligencia Artificial, Vital es un algoritmo que pertenece al consejo de administración de una empresa de capital riesgo y Finlandia formará gratis a su población en Inteligencia Artificial básica.

La geografía del futuro se preguntará si veremos a una Inteligencia artificial gobernando una ciudad, ¿será más eficiente?, ¿tendrá emociones? y, en ese caso, ¿quien las programará? ¿Tendrá sesgos de raza, sexo o religiosos?…

Claro y todo esto nos hará preguntarnos si lo que vemos es real. La tecnología blockchain son protocolos de intercambio de información descentralizados y seguros, básicamente una tecnología que asegurará que una información geográfica es real. La geolocalización de estos intercambios debería ser una certificación digital de las coordenadas x,y,z con las que nos seguimos orientando en la actualidad, de manera que se pueda verificar desde dónde se ha realizado cada transacción.

La geografía del futuro se preguntará cuál es la mejor manera de diferenciar las coordenadas reales de los mapas falsos, porque igual que hay noticias falsas hay mapas falsos, ya que un mapa es algo subjetivo y responde siempre a unos intereses, ahora mismo hay mapas en zonas de conflicto en los que las fronteras son distintas según desde que país lo mires.

Medio ambiente: la realidad mixta une el concepto de realidad aumentada con el de realidad virtual, generando una nueva forma de ver el mundo donde, a la realidad, se le incorporan elementos digitales o creando nuevos mundos virtuales.

Podremos recrear el medio ambiente para saber cómo nos afectará el cambio climático en una zona, o una inundación y si podemos recrearlo podemos prever el impacto y anticiparnos para minimizarlo o evitarlo.

Podremos mirar un paisaje y ver cómo era antes y qué partes tiene, usar la Realidad Virtual para trasladarnos a otro lugar sin movernos y podremos interactuar sin impactar sobre el medio ambiente de ese lugar.

La geografía del futuro se preguntará si va a ser posible predecir riesgos naturales e impactos medioambientales del cambio climático viendo una representación de cómo podría suceder y evitándolo.

Las impresoras 3D permiten reproducir casi cualquier cosa en la realidad a partir de una construcción digital, desde pequeños objetos, hasta coches y casas, pasando por prótesis o elementos del cuerpo humano.

Igual que podemos recrear partes de nuestro cuerpo, ¿podremos recrear parte de una montaña en 3D? ¿O la montaña entera? ¿Podremos poner una especie de tiritas a la naturaleza para curar lo que nosotros mismos hemos herido?

La geografía del futuro usará esta tecnología para reconstruir partes de un terreno degradado o erosionado, construir maquetas en las que recreen fenómenos naturales, hacer mapas en 3D de los paisajes cuaternarios, etc.

Sociedad del conocimiento: en el futuro los robots tendrán un peso similar a los humanos en el desarrollo socioeconómico y territorial. Al igual que hoy en día se realizan censos de población, será necesario estudiar cuántos robots hay, de qué tipos, cómo se distribuyen en el territorio, cómo se mueven, qué producen, etc.

Los chatbots se relacionan directamente con servicios de comunicación que antes realizaban los humanos. Que las interacciones pasen de humano a humano, de ahí a de máquina a humano y, finalmente, de máquina a máquina, tiene consecuencias muy importantes en las relaciones sociales, económicas y, por ende, territoriales, por ejemplo ¿los chatbots podrán ser habilitados como guías locales que nos acompañen en las visitas turísticas?

La geografía del futuro analizará como afectará esto al mercado de trabajo, ya que los chatbots substituirán a trabajadores poco cualificados. Esto no significa que destruya puestos de trabajo, sino que hay que aprender a entenderse con los robots.

Para mi estas son algunas de las tecnologías que definirán la geografía del futuro y nos van a permitir imaginar el futuro de la geografía.

Horacio Capel, que el año 2008 recibió el equivalente al Nobel de Geografía, dice en sus memorias: “son muchos los futuros posibles y algunos son preferibles a otros, nosotros podemos ayudar a construirlos”.

La respuesta a la pregunta de cuál será la geografía del futuro es que la base de la geografía sigue siendo la misma: los ríos, las montañas y los países, nuestro querido planeta tierra, pero el futuro de la geografía dependerá del equilibrio entre lo físico y lo digital, entre personas y robots, entre emociones y algoritmos.

En definitiva, la tecnología dice que estamos hechos de bits, pero la geografía nos dice que estamos hechos de lugares.

Muchas gracias

¿El futuro de la geografía depende de la tecnología?

“La tecnología dice que estamos hechos de bits, pero la geografía nos dice que estamos hechos de lugares”… así acaba mi conferencia en el TEDxUPVAlència 2020. No me importa desvelar el final porque lo importante no es la conclusión (más o menos poética), sino el camino que me ha llevado a ella.

Estamos hechos de lugares

Cómo llego al TEDxUPValència

El año pasado presenté una propuesta para el TEDxUPValència en su 4ª edición y no salió aceptada. Recuerdo que la propuesta era “Los mapas mienten”, sobre los mapas subjetivos y la intención de la cartografía a lo largo de la historia, que responde siempre a intereses de quien los hace o de la época en que se hacen.

A final de año contactó conmigo Belén Arrogante, licenciataria del TEDxUPVAlència para proponerme participar, si encajaba la propuesta que le tenía que hacer, en esta 5ª edición, que se iba a desarrollar bajo el sugerente texto de “It’s time” (es tiempo de…). Tardé medio segundo en contestar que si y en mi cabeza comencé a pensar de qué podía hablar. Cuando llegué a la cafetería de la Universidad de Económicas (a medio camino entre la Universitat Politècnica de València y mi trabajo en Play&go experience) ya tenía una primera propuesta.

Lo primero que hicimos fue “desvirtulizarnos”: nos conocíamos por redes de la época de Twitter (cuando era la vanguardia de las redes sociales) y por amigos en común, como Emilio Forcén, de Amigos del Mapa, a quien admiramos y queremos a partes iguales. Enseguida conectamos y le hablé de la geografía, de los mapas, de las nuevas tecnologías y, sobre todo, de los datos y cómo iban a cambiarlo todo.

De la geolocalización a la geotecnología

Hago aquí un breve paréntesis en este relato para comentar un tema que creo que aporta bastante en relación a la marca personal: he estado años posicionándome como referente en el tema de la geolocalización y las redes sociales y de la geolocalización online después. De hecho, he publicado dos libros al respecto “Geolocalización y redes sociales: un mundo social, local y móvil” (Editorial Bubok, 2012) y “Geolocalización online, la importancia del dónde” (Editorial UOC-El Profesional de la Información, 2016).

Al tratarse de un nicho tan específico, comencé a ampliar mi radio de trabajo, llegando al geomarketing o, su evolución más reciente, la localización inteligente. Eso sí, siempre desde la investigación y la divulgación, ya que la parte de desarrollo la dejo a compañeros que lo hacen realmente bien. De aquí salió otro libro “Geomarketing, redes sociales y turismo” (Editorial Bubok, 2014).

Pues bien, siguiendo con mi desarrollo profesional hace apenas dos años comencé a ampliar de nuevo mi investigación hacia la industria geoespacial y la geotecnología, con publicaciones como “Una aproximación a la industria geoespacial” en MasScience y, el pasado, año entré de lleno en el mundo de los datos geolocalizados publicando en la Revista Telos el artículo “Datos geolocalizados: la moneda de la geotecnología”.

El punto de unión e inflexión de todo esto fue la invitación del Colegio de Geógrafos a presentar mi conferencia «La geografía como profesión al servicio de las sociedades del futuro», en el que reflexionaba sobre mi profesión incorporando lo que había estado investigando recientemente.

Hacerse preguntas, la base de la ciencia

Con todo este rollo que acabo de meter (espero que al menos aporte algo), se entiende que, volviendo al tema que nos ocupa, la primera propuesta a Belén fuera hablar de datos y geotecnología. A partir de aquí comenzamos a trabajar. Ha sido mucho trabajo hasta dar la conferencia TEDxUPValència y centrarme en el contenido que ha versado entre la geografía y la tecnología. La base del mismo fue una reflexión que me hice en la última conferencia que he nombrado: con todos los cambios que estamos viviendo y vamos a vivir, ¿cómo va a evolucionar mi disciplina y mi profesión?, ¿cómo será el futuro de la geografía?. Para lo cual me respondí que debía realizar un ejercicio de imaginación y aproximación a la geografía del futuro.

De este modo, a través de los 5 ámbitos de trabajo del geógrafo profesional (Tecnologías de Información Geográfica, planificación urbanística, desarrollo territorial, medio ambiente y sociedad del conocimiento), exploro 10 tecnologías (datos geolocalizados, localización inteligente, Internet de las cosas, Tecnología 5G, Inteligencia Artificial, Blockchain, Realidad Aumentada y Virtual, impresión 3D, robots y chatbots).

Cómo preparar la conferencia

La preparación de la misma la puedo estructurar en tres partes:

1.- El contenido: han sido muchos meses haciendo, rehaciendo y entregando borradores, hasta 11 que, pacientemente, ha ido leyendo Belén y dándome consejos objetivos y profesionales para huir de mi propia subjetividad y mi sesgo, que me hacía dar cosas como conocidas y, en ocasiones, hablar más para mí que para los demás. Al final el contenido lo he estructurado de la forma clásica de contar una historia: introducción, nudo y desenlace, con un bloque central que, a su vez estaba subdividido en los 5 apartados que he comentado con anterioridad.

2.- Las imágenes: por primera vez no he puesto ningún texto en las imágenes, tenía claro que quería que fueran estéticas y acompañaran, de forma elegante y homogénea, un discurso que debía centrarse en el contenido. Para ello consulté diversas webs de bases de datos de fotografía, pero, con el consejo de socio de Marketingeo Agustín Arambul, me decanté por Adobe Stock y, con una cuenta gratuita obtuve las 10 fotografías que necesitaba para mi charla tras unas cuantas horas buscando las más adecuadas.

3.- La presentación: esto ha sido lo más interesante, ya que hemos disfrutado de unos talleres de la empresa Viviendo del Cuento en los que nos han enseñado a trabajar las emociones, la corporalidad y el equilibrio. Es mucho más importante de lo que parece el dedicarle tiempo a saber comunicar uniendo la cabeza (el contenido científico), el corazón (la emoción y la pasión por mi trabajo) y el cuerpo (como vehículo de comunicación). Han sido dos talleres colectivos de 3h cada uno donde, al finalizar no habíamos pronunciado no una sola palabra de nuestra charla, pero todo estaba enfocado a la misma.

Lo esencial siguen siendo las personas

Mis compañeros de aventura ha sido gente muy diversa, de distintas edades, sexos y profesiones, con trabajos e inquietudes dispares, pero unidos y reunidos por Belén alrededor de un proyecto colectivo. Hemos creado un equipo, en tiempo record, pero lo suficientemente sólido para que nos apoyáramos como si, fallando uno, falláramos todos. Algunos no pudieron venir hasta el final, pero aún así han estado ahí como parte del equipo (o, al menos, así lo hemos sentido).

Me voy a permitir el hablar brevemente de cada uno de ellos (eso sí, sin hacer spolier de sus charlas), porque si tengo que resumir lo que me llevo de esta experiencia ha sido el lujo de conocerlos y compartirla con ellos, lo esencial siguen siendo las personas:

Belén Arrogante: coordinadora, maestra de ceremonias, líder…me ha ido atrapando poco a poco en su universo TEDxUPValència y me ha ayudado en todo momento. Gracias a ella viví esta experiencia TEDx, gracias a ella escribo este post, gracias a ella son mejor profesional, algo ha cambiado en mí, aún no sé que es, pero hay algo…y, sea lo que sea, es gracias a ella.

José Luis y Víctor (Viviendo del cuento): los pongo juntos porque son las dos caras (¿o más bien una?) de este proyecto que une la enseñanza, con el teatro y los negocios. Básicamente se dedican a motivar desde las entrañas, sacando lo mejor de uno mismo.  En este sentido comentar lo que les dije a ellos, es la primera vez en mi vida que disfruto y aprendo con algo así, nunca me ha gustado hacer teatro o el payaso (en el buen sentido) en cosas de trabajo, pero esta vez ha sido diferente: he aprendido muchísimo a conocerme a mi mismo y a controlar unas cosas y a dejar salir otras. Pero, ante todo, son muy profesionales y muy humanos, haciendo que su trabajo sea una obra de arte colectiva.

Carla Espinós: investigadora muy joven, luchando por causas perdidas, no raras, sino únicas. La admiro por su valentía y su amor incondicional por gente que lo necesita de verdad. Su objetivo en la vida es modificar el tiempo para multiplicar la vida.

Andrés Torrubia: pude conocerlo poco, pero lo sigo desde hace tiempo en Twitter y es un referente. Me sorprendió su cercanía, me imagino su cerebro como una fábrica continua de generar ideas y emprender proyectos.

Sonia Valiente: ya la conocía, siempre me ha gustado cómo escribe y cómo comunica, pero sobre todo su sonrisa y buen rollo lo inunda todo a su alrededor, el talento está mucho mas cerca de lo que pensamos y no siempre valoramos.

Alejandro Moreno: si jugáramos a básquet seríamos las torres gemelas, un buen tipo, empático como pocos, pero sobre todo un pedazo profesional que nos representa en Naciones Unidas y tiene el valor de criticar el orden establecido para aportar soluciones.

Alicia Ville: otra joven que le brillan los ojos cuando habla de sus proyectos y de sus ganas de transformar el mundo, si esto es el futuro podemos estar muy tranquilos, exportamos soñadoras que diseñan un mundo más sostenible.

Jaime Gómez-Hernández: sorprendente, de apariencia seria y de profesor, de una gran rigurosidad, que de repente tiene otras facetas complementarias y hace magia con las gotas de lluvia al caer.

Coni la Grotería: la profe, la dulzura personificada, pero también la fuerza para luchar contra las injusticias y hacer que, hasta los gestos más pequeños, tengan importancia para hacer de este un mundo mejor.

Gonzalo Pin: entró como doctor, se mostró como relojero y acabó siendo un maestro para todos nosotros. La experiencia “acumulada” es un grado, pero lo que le define es la palabra humanidad. Todo un descubrimiento.

Elena Denia: algunos tienen la cabeza en las nubes, ella directamente en el espacio exterior. Cuando la oímos recitar la primera vez nos trasladamos a un cuento de estrellas y planetas. Yo, de pequeño, quería ser astronauta, envidia absoluta y admiración a partes iguales.

Antonio Rodríguez de las Heras: reconozco que no sabía quien era, comencé a leerlo y ya me atrapó, pero fue oírlo y se convirtió directamente en un referente para mi, maestro entre maestros, humano y utópico, soy muy afortunado al haberlo conocido.

Bonustrack: aunque no han sido ponentes, han sido esenciales para que el evento fuera un éxito:

Equipo TEDxUPVAlència y voluntarios: a los voluntarios no pude conocerlos, pero mil gracias por vuestro esfuerzo y estar ahí, en la trinchera, haciendo que todo funcione sin esperar nada a cambio y entre bastidores. Al equipo sí pude conocerlo, así como a miembros de la gestión de la UPV, todo mujeres, un encanto con las que enseguida empaticé y, a  algunas, pude conocerlas más en la comida que hicimos el Jueves tras el ensayo general. Si tuviera que resumir lo que me transmitían todas, sin poner nombres, es una enorme sonrisa, la gente que sonríe así tiene dos cosas: son felices colaborando y ayudando y hacen felices a los demás, no se me ocurre mejor trabajo que el de repartir felicidad.

Roberto y The Soundtips: me van a disculpar el resto de la banda que la renombre así, pero Roberto ha sido nuestro enlace con esta joven banda valenciana que amenizó el evento con música en directo, soul y funky del bueno. No sólo es el batería, sino que también fue el fotógrafo del acto y, desde el principio, fue muy cercano e intento implicarnos. Un músico que además es fotógrafo 360 de Google ya sólo por eso me caía bien. No pude estar mucho con él, pero mi respeto más absoluto por su profesionalidad y la de la banda que, aunque amateur, supo comportarse como lo que son: unos artistas.

Y llegó el día

Viernes 28 de febrero de 2020, tuve una reunión de trabajo en la cafetería de la Estación Joaquín Sorolla, luego a tomar un café con mi chica (bueno y mi mujer, mi amiga, la madre de mi pequeño, la razón de que sea feliz. No pudo venir, pero estuvo presente en todo momento), después a casa a ver qué ropa me ponía (si, lo sé, con todo el tiempo que he tenido y ahí estaba, delante del espejo probándome cosas) y últimos ensayos delante de ese mismo espejo. Luego comida ligera y al lío.

Cuando llegué me encantó ver todo el movimiento de gente alrededor de la famosa X del TEDx. Voluntarios, público, compañeros, fotos, inscripciones y, sobre todo, una energía especial en el ambiente. El escenario me ha parecido espectacular, muy cálido y acogedor, pero impresionaba. Luego, en una zona reservada comenzaba a llegar mis compañeros. A las cuatro recogí en la puerta a mi hijo mayor, Hugo, se sentó junto a mis amigos Juan y Jordi…y comenzó el espectáculo.

Me senté y, aunque me tocaba a las 19:30 se me pasó todo volando, las ponencias de mis compañeros, que ya conocía, eran espectaculares, cada uno en su registro, pero todas con una impronta única, mezcla de trabajo, experiencia y pasión. Cuando llegó mi momento estaba nervioso, aunque la foto del resto de mi familia viéndome desde casa me tranquilizó y sobre todo me hizo sonreir. Belén me presentó y salí al escenario: me encontré muy cómodo, aunque nervioso intenté que no se notara mucho y tuve que improvisar en alguna ocasión (aunque tengo mis tablas, son muchos años hablando en público…).

Dar una charla así requiere de una gran concentración y, si te despistas un momento puedes perder el hilo. Lo que más me gustó fue que me hablé pausado, para lo rápido que hablo siempre y, lo que menos, que sonreí poco. Al final son muchas cosas: recordar contenido sin repetirlo como un mono, espalda recta, voz sobria, mantener el tono pero con cambios para no aburrir, no moverme demasiado…ni demasiado poco, dar tiempo a que haya silencios, pasar las diapositivas, controlar los tiempos, etc.

Estamos hechos de lugares, TEDxUPVAlència 2020

Luego el relax, a la gente parece que le gustó y yo pude disfrutar de las charlas finales de mis compañeros más tranquilo. Luego subimos todos al escenario y a reir, abrazarnos y bailar. En definitiva, entre las utopías de Antonio, el buen rollo de los compañeros, la gente conocida y la música de fondo, tuve que apartar a un lado un cierto pesimismo punky que siempre me acompaña (no future) y disfrutar como si, de verdad, hubiera esperanza para la humanidad y el futuro fuera un lugar que construir desde nuestro presente, porque estamos hechos de lugares.

Vivir un TEDx es una experiencia única, muy intensa y que exige mucho trabajo, pero cuyo resultado siempre vale la pena. Por mi parte seguiré formándome viendo charlas de gente de todo el mundo que, de forma desinteresada, exponen al mundo sus ideas y experiencias vitales para inspirar a otros. Espero haberlo hecho, al menos esta story de Instagram de @educacionmderna_ así lo dice y resume muy bien lo que se obtiene del TEDx, algo que no se puede tocar ni medir,  gracias.

PD: el remate fue el detallazo personalizado de la dulce Coni (La Grotteria) para cada compañero y la llamada de Belén de esta mañana, sin más intención que darme las gracias y hablar del evento, recuperando el viejo hábito de conversar por el hecho de conversar.

Aparece gratis en la primera página de Google usando geolocalización y gamificación, taller de Gersón Beltrán sobre cómo aparecer en la 1a página de resultados de Google de forma gratuita a través del uso de la geolocalización, la gamificación y la datificación.
Muchas gracias de nuevo a Marga, Rebeca y todo el equipo del 9 Congreso Comunica 2 por invitarme de nuevo a participar y hacer de este encuentro algo especial año tras año.


Gandia, 14 de noviembre de 2019

[slideshare id=193946266&doc=aparecegratisenlaprimerapaginadegoogle-191115114621]

El pasado día 27 de junio se celebró el II Encuentro de Geobloggers en la Escuela de Geomática y Topografía de Madrid, organizado por la Revista Maping, junto a Juan Toro, del blog Interés por la geomática, Roberto Matellanes, de Gis&Beers y yo mismo.

En este encuentro se planteó la cuestión de ¿Hacia dónde vamos? y que ha reunido a destacados ponentes de muy diversos ámbitos en torno a la tecnología geoespacial, reflexionando sobre lo que puede acontecer en los próximos años y cuál será el perfil de los futuros profesionales.

El I Encuentro de geobloggers marcó un antes y un después, aglutinando a gente muy diversa e interdisciplinar del mudno geo. Este año no he podido estar presente, pero he podido hablar en la distancia y contar cuales son mis 30 tendencias sobre el futuro de la tecnología geoespacial a corto y medio plazo. Es un listado muy personal, sin sistematizar y sin un orden concreto, pero creo que aporta elementos interesantes a modo de reflexión porque geobloggers es esto, un espacio físico y digital de reflexión continua

30 tendencias en el futuro de la tecnología geoespacial

1.- Habrá un crecimiento continuo y muy relevante de la industria geoespacial en términos económicos y de influencia a escala global

2.- Las profesiones del mundo geo serán transversales, ya no habrá monopolios de ciertas disciplinas científicas. El entorno geo o será interdisciplinar o no será

3.- Existe una amenaza de un peso excesivo de la informática y la programación, una suerte de dictadura del algoritmo

4.- Existe una oportunidad porque se necesitarán nuevos perfiles humanistas que aporten planificación estratégica e interpretación de la información geográfica

5.- El dato geoespacial se consolidará como una nueva moneda de cambio, somos los datos que generamos

6.- Habrá problemas crecientes con la privacidad asociada a los datos espaciales, entre la parálisis europea por ultrarregulación y el liberalismo americano y asiático por desregulación

7.- Importancia básica de la geopolítica como estamos viendo en la guerra por el 5G

8.- Incertidumbre y expectativa con la consolidación de la red de satélites Galileo al disponer de un sistema europeo de geoposicionamiento

9.- Amenaza de simplificación de todo en un mapa, sin interpretación del mismo, siendo algo meramente visual y superficial. El entorno geo es posmoderno: prima la forma frente al contenido

10.- La búsqueda de la precisión cartográfica al milímetro para, por ejemplo, el desarrollo del coche autónomo

11.- Uso creciente de la inteligencia artificial para cuestiones de planificación y ordenación del territorio

12.- El concepto smart se consolidará como una moda hasta perder su esencia

13.- Bipolarización del mercado entre los que se digitalicen y el resto operará en un mercado marginal (ya lo dijo hace muchos años el CEO de Google, vamos hacia un sistema de castas tecnológicas)

14.- Las Infraestructuras de Datos Espaciales (IDEs) seguirán siendo esenciales para la gestión territorial, pero invisibles para la sociedad, la gente no conoce sus posibilidades y, por tanto, no valora el esfuerzo público de desarrollar un estándar geo

15.- La consolidación de los mapas libres y de Open Street Map como standard del opensource, que tiene el problema de la fiabilidad. Es una herramienta increíble, pero hay que conocer sus límites

16.- Pasaremos de la digitalización a la datificación (informe Travelport digital)

17.- Necesidad del marketing en el mundo geo (que no del geomarketing), pero cuidado con el problema de promocionar a toda costa y priorizar el marketing frente a la necesidad

18.- El geomarketing es la nueva moda con el vestido de la localización inteligente

19.- Nuevos desarrollos que unen la gamificación y la geolocalización

20.- La reputación online pierde relevancia al estar prostituida, últimos datos hablan de millones de cuentas falsas en Google Maps y compra-venta de reseñas

21.- Google es sinónimo de Geo: Maps, Earth, Views, StreetView, 360, Business, trips, etc

22.- Reagrupación de grandes compañías: Carto y Geographica, Tableau y Salesforce, Alandra y Urban Data Anaytics, data Centric y Tinsa

23.- La geolocalización como herramienta de control y manipulación

24.- La formación del entorno geo estará cada vez más dispersa, desde la formal a la informal, de la de pago a la gratuita, de la personal a la colaborativa

25.- El trabajo requerirá de elegir con qué herramientas vamos a hacerlo como quien elije un equipo deportivo

26.- Necesidad de puestos generalistas que sepan un poco de todo de la industria geoespacial (como los geógrafos, por ejemplo)

27.- El uso de datos cada vez más imprecisos puede generar un problema de fondo a futuro

28.- Saturación de información geográfica, necesidad de disponer de criterios para seleccionar lo verdaderamente relevante

29.- Comercialización frente a utilidad, el problema de vender a toda costa

30.- Frente al algoritmo, humanismo

30 tendencias en el futuro de la tecnología geoespacial

«Datos geolocalizados en las Smart Cities», conferencia que impartí como responsable de geomarketing en Play&go experience, en la mesa redonda Big Data y Smart Cities dentro del I Congreso de Big Data de Alcoi, organizado por el Distrito Digital de la Comunidad Valenciana, en colaboración con el Ayuntamiento de Alcoy y la asociación de empresas tecnológicas de la provincia de Alicante (AlicanTEC), así como el asesoramiento de la Asociación Nacional de Big Data y Analytics (ANBAN).  y celebrado el 4 de abril en el edificio del CADA (centro de Arte, antiguo Monte de Piedad) de Alcoi.

En esta conferencia se habla de la importancia de la tecnología geoespacial en las Smart Cities, realizando un aproximación al contexto geoespacial, para posteriormente analizar la transformación geoespacial actual, los tipos de datos existentes y poner varios ejemplos sobre la integración de los geodatos con los medios sociales, la tecnología 5G, el big data, la gamificación, el medio ambiente, el geomarketing, location intelligence y el machine learning. Finalmente se hace una reflexión sobre los datos como la nueva moneda y la importancia del elemento humano en un mundo tecnificado:

«Frente el algoritmo, humanismo»

Mi agradecimiento a los organizadores por la invitación a participar y poder subir este video. Fuente original: tvA, televisión de Alcoy y comarcas: https://www.youtube.com/watch?v=_o5UUTUe8_Q 

#geolocalización #smartcities #geotecnologías

 

37 frases sobre datos geolocalizados en Smart Cities

CONTEXTO GEOESPACIAL

1.- PHYGITAL: UN NUEVO MUNDO RESULTADO DE LA CONEXIÓN ENTRE EL MUNDO FÍSICO Y EL DIGITAL

2.- LA GEOLOCALIZACIÓN ES LA HUELLA QUE NOS PERMITE EXPLORAR ESTE NUEVO MUNDO “SMART”

3.- NOS MOVEMOS ENTRE LAS DIMENSIONES DEL TIEMPO Y DEL ESPACIO

4.- LOS DATOS SON LA MATERIA PRIMA DEL SIGLO XXI

5.- TODOS SOMOS SENSORES, EL MOVIL ES NUESTRO 6º SENTIDO

6.- NO PODEMOS USAR VIEJOS MAPAS PARA EXPLORAR UN NUEVO MUNDO

7.- LOS TERRITORIOS SE VUELVEN INTELIGENTES PORQUE LAS PERSONAS Y LOS OBJETOS ESTÁN CONECTADOS

8.- OCHO HECHOS SOBRE LA TECNOLOGIA GEOESPACIAL

9.- LAS FÁBRICAS DE DATOS LOS TRANSFORMAN HASTA CONVERTIRLOS EN INTELIGENTES

10.- LOS DATOS GEOLOCALIZADOS SON LAS MIGAS DE PAN QUE ALIMENTAN EL ALGORITMO DEL SISTEMA

TRANSFORMACIÓN GEOESPACIAL

11.- DE LA DIGITALIZACIÓN A LA DATIFICACIÓN

12.- DE SOLOMO A SOCOMO

13.- DEL CONSUMIDOR AL PROSUMIDOR

14.- DEL PRODUCTO AL SERVICIO

15.- DE LA LIBERTAD AL CONTROL

16.- DE LAS PERSONAS A LAS EMPRESAS

17.- DEL ESPACIO FÍSICO AL VIRTUAL: FORNITE NO ES UN JUEGO,ES UN LUGAR

TIPOS DE DATOS

18.- PERSONALES (QUIÉN) TEMPORALES (CUÁNDO) ESPACIALES (DÓNDE)

19.- HISTORIAL DE GOOGLE MAPS

GEODATOS

20.- GEODATOS + MEDIOS SOCIALES = PREDICCIONES

21.- GEODATOS + TECNOLOGÍA 5G = CONTENIDOS

22.- GEODATOS + BIG DATA = COMPORTAMIENTOS

23.- GEODATOS + GAMIFICACIÓN = GAME DATA

24.- GEODATOS + MEDIO AMBIENTE = SOSTENIBILIDAD

25.- GEODATOS + MARKETING = GEOMARKETING

26.- GEODATOS + SMART CITIES = LOCATION INTELLIGENCE

27.- GEODATOS + SMART CITIES = LOCATION INTELLIGENCE

28.- GEODATOS + MACHINE LEARNING = APRENDIZAJE

DATOS: LA NUEVA MONEDA

29.- LOS DATOS SON LA MONEDA DE CAMBIO DE LAS SMART CITIES Y TIENEN DOS CARAS

30.- LOS DATOS GEOLOCALIZADOS COMO INSTRUMENTOS DE CONTROL Y MANIPULACIÓN SOCIAL

31.- LOS DATOS GEOLOCALIZADOS COMO INSTRUMENTOS DE TRANSFORMACIÓN SMART

32.- EL CANTO DE LA MONEDA SON LOS ACTORES SOCIALES Y LA ÉTICA ES LA ENERGÍA QUE LLEVARÁ A UNA U OTRA CARA

33.- TENEMOS UNA RESPONSABILIDAD: PERSONA, CONTROLA LO QUE COMPARTES; EMPRESARIAL, CUMPLE LA LEGISLACIÓN Y PÚBLICA, LIBERA LOS DATOS, SON DE TODOS

34.- HAY DOS COSAS QUE NOS DIFERENCIAN DE LAS MÁQUINAS: LA CULTURA Y EL AMOR, SON LAS DOS ÚNICAS COSAS QUE, CUANDO SE COMPARTEN, CRECEN

35.- LAS PUERTAS DE LA 4ª REVOLUCIÓN INDUSTRIAL… NECESITAMOS MÁS POETAS Y FILÓSOFOS PARA EXPLICAR A LAS MÁQUINAS QUIENES SOMOS

36.- FRENTE AL ALGORITMO, HUMANISMO