Entradas

, ,

Movilidad, geolocalización online y privacidad

movilidad-geolocalizacion-online-y-privacidadMovilidad, geolocalización online y privacidad

Hace unos meses la Asociación Espiral, que fomenta la libre difusión del conocimiento, experiencia y saber de las persones que lo publican, se puso en contacto conmigo para invitarme a participar en su próximo número de la Revista Entera2.0. titulada “Educando para una sociedad más segura en red”, donde se ha realizado una aproximación y una reflexión temática vinculada al uso de la tecnología en el mundo de la educación.

Además de agradecer esta invitación os invito a consultar no sólo este artículo sino el resto de la Revista aquí  o en mi canal Slideshare y os adelanto la introducción al mismo donde reflexiono sobre la movilidad, la geolocalización online y la privacidad en el ámbito de Internet:

Introducción

A la revolución de Internet le siguió la aparición de las denominada web 2.0., donde los usuarios tenían la posibilidad de interactuar con otras marcas o personas de forma bidireccional, generando información y compartiéndola en la red (O’Reilly, 2005). El siguiente cambio significativo ha venido de la mano de la movilidad: los dispositivos móviles son auténticos ordenadores que nos permiten comunicar de muchas formas posibles allá donde estemos y en movimiento, es lo que se denomina SoLoMo, acrónimo de Social, Local y Móvil (Reed, 2011).

Si hablamos de movilidad estamos hablando de geolocalización online, todo un conjunto de aplicaciones que permiten saber dónde se encuentra una persona u objeto en todo momento en el espacio. Todos los dispositivos móviles llevan incorporada la posibilidad de ser geolocalizados y todos los medios sociales donde compartimos información pueden indicar desde dónde lo hacemos (Beltrán López, 2016).

La geolocalización actúa como una herramienta de comunicación que une a la persona, a lo local en un entorno físico con el resto de personal, a lo global en un entorno online a través de la nube.

El “problema” de la privacidad

Todo ello supone muchas ventajas, sobre todo vinculadas con la posibilidad de personalizar las experiencias a través del filtro geográfico: interesa la información que existe alrededor de un determinado lugar. Pero al mismo tiempo supone unos riesgos o amenazas ya que, como toda tecnología, debe ser usada de forma consciente y responsable.

Por tanto la privacidad y la geolocalización son dos conceptos íntimamente relacionados, que aparecen a menudo en los medios debido a los problemas que pueden suponer para la seguridad de los usuarios. Tal y como se indica en el Informe APEI sobre movilidad: “no faltan voces que señalan los riesgos que entraña para la privacidad marcar el lugar en que nos encontramos, puesto que se trata de información de carácter personal que permite trazar nuestra posición en cada momento” (Rehecho, 2010).

En este sentido la Agencia Europea de Redes y Seguridad de la Información (ENISA) recomienda desactivar los servicios basados en localización cuando no se utilicen, controlar las opciones de seguridad de las aplicaciones que emplean datos de localización y ser conscientes de la información que difundimos

El objetivo de este artículo es realizar una revisión de los medios sociales y su implicación con la privacidad para que puedan ser usados de forma consciente, optimizando sus beneficios y minimizando los riesgos.

, , , , , ,

Privacidad y geolocalización en las redes sociales

Privacidad y geolocalización en las redes sociales

Ponencia de “Privacidad y geolocalización en las redes sociales” que impartí dentro  de la mesa redonda “Las redes sociales cara a cara” en las XII Jornadas sobre Infancia y Juventud, Unidad de Prevención Comunitaria en Conductas Adictivas (UPCCA), en Villena, el 23 de octubre de 2015

, , ,

El mapa de gatos, un ejemplo de privacidad y geolocalización

El mapa de gatos, un ejemplo de privacidad y geolocalización

Ayer estuve con Didac Margaix (@dmargaix), una gran profesional de la biblioteconomía, la documentación y las nuevas tecnologías, quien me enseñó una herramienta muy interesante para todos los amantes de la geolocalización…y de los gatos 😉

Se trata de “Iknowwhereyourcatlives”, es decir, se dónde vive tu gato y por tanto sé donde vives. Un mapa mundial que geolocaliza fotos de gatos que la gente pone en Internet con la etiqueta #cat y con la geolocalización de su dispositivo activada, por tanto haciendo público un fichero de localización a través de los metadatos.

Aunque la noticia no es nueva no conocía esta herramienta y en este artículo se explica muy bien “Las fotos de tu gato en Internet ponen  en jaque tu privacidad”  y, cómo no, Chema Alonso, en su blog “Un informático en el lado del mal” también explica cómo afecta a la privacidad.

Otro nuevo ejemplo de cómo el compartir información en redes sociales debe estar acompañada de conocimiento de qué se hace y sobre todo de sentido común, si se comparte que se haga de forma consciente de hasta dónde puede llegar la información (nunca mejor dicho)

El mapa de gatos, un ejemplo de privacidad y geolocalización 2

 

Cuidado con la privacidad y la geolocalización

Cuidado con la privacidad y la geolocalización

Fuente: artículo originalmente publicado en la web Con Tu Negocio

Uno de los elementos más controvertidos del uso de la geolocalización es el relativo a la privacidad. Cuando doy alguna clase y saco este tema, pregunto a los alumnos: ¿a quién le da miedo la geolocalización desde el punto de vista de la privacidad? Unos cuantos levantan la mano y siempre respondo lo mismo: “A mí lo que me da miedo son las personas, no la geolocalización”.

La geolocalización no es más que una herramienta por la que se puede conocer nuestra ubicación en el espacio y debemos tratarla como tal, con la misma importancia que damos o dejamos de dar a otras herramientas. Por tanto, como todas las herramientas, todo depende del uso que se le dé.

Es cierto que hace unos años los dispositivos móviles se vendían con la geolocalización activada, lo que deja un rastro de todas nuestras acciones en el espacio. Pero tras una serie de denuncias, la Unión Europea reaccionó rápidamente y el 16 de mayo de 2011 publicó el Dictamen 13/2011 sobre los servicios de geolocalización en los dispositivos móviles inteligentes, en el que se regulaba por primera vez vinculándolo con las leyes de protección de datos a favor del ciudadano.

También en el año 2011 se publicó una interesante guía, yo diría que imprescindible, la Guía sobre seguridad y privacidad de las herramientas de geolocalización, con el objetivo de acercar al lector a este campo: en qué consiste la geolocalización, cuáles son sus elementos característicos, en qué tecnologías se apoya o cuáles son sus usos y aplicaciones principales.

Recientemente estamos viviendo un intenso debate sobre la polémica Ley de Geolocalización en México, declarada a principios de año como constitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y en la que hay un claro conflicto entre el poder del Estado y la libertad individual.

Por último, en todas las manifestaciones o confrontaciones sociales que estamos viviendo, el uso de la geolocalización es clave tanto para la organización entre las personas como para la localización de las mismas, convirtiéndose en un arma de doble filo para los usuarios. Precisamente Enrique Dans acaba de publicar un artículo denominado “Replanteando la red” en el que se comenta cómo está cambiando la configuración de los nodos de información.

Si queremos ahondar más en lo que supone este tema, este mismo autor haceinteresantes reflexiones en torno a la privacidad y la geolocalización a través de su blog, pero si lo que queremos es ver la realidad más pragmática e inquietante, tenemos que entrar en la web de Chema Alonso, “Un informático en el lado del mal”, donde podremos conocer “cómo saber dónde está alguien por un chat de WhatsApp” o descubrir un agujero de seguridad que dejaba a algunas cámaras de seguridad abiertas a todo el mundo.

En definitiva, el tema de la geolocalización y la privacidad sigue dando mucho que hablar. Pero como este es un blog dirigido a negocios y empresas, podemos llevar estas reflexiones y ejemplos a un terreno más cercano y pragmático:

1. Desde el punto de vista de los usuarios, el control de la privacidad depende de la información que queramos dar y en este sentido podemos identificar dos aspectos:

El uso de la geolocalización en las redes sociales: Cuando configuramos una cuenta, se nos suele preguntar sobre nuestro lugar de residencia y cuando interactuamos a través de las redes sociales la geolocalización aparece como opción,pero otras veces por defecto. Por ejemplo, si chateamos en Facebook, aparecerá la geolocalización o si lanzamos un tweet con la geolocalización activada, podremos rastrearla. Y por descontado que si usamos herramientas de geolocalización como Foursquare, Yelp o Instagram decimos dónde estamos.

En el artículo “Cómo localizar usuarios de Twitter y Flickr a través de sus fotos” explican claramente cómo pueden rastrearse de forma relativamente sencilla con diversas herramientas. En estos casos, si no queremos que se sepa dónde estamos o desde dónde generamos cierta información, podemos acudir a las mismas aplicaciones para desconectar la geolocalización y evitarlo.

El uso de la geolocalización en general: Hay que tener en cuenta que cualquier acción que desarrollemos en Internet con la geolocalización del teléfono o del ordenador activada deja siempre un rastro y, por tanto, es susceptible de ser localizado. Hay una aplicación muy inquietante del mismo Google denominada“Historial de ubicaciones”, que nos muestra dónde hemos estado en el último mes en función del uso de las aplicaciones, como puede ser la consulta del correo de Gmail.

En este caso, lo que hay que hacer es desconectar la geolocalización general del teléfono, que se encuentra en el apartado de ajustes y privacidad de los móviles o en los ordenadores.

2. Desde el punto de vista de los negocios, podemos utilizar estos datos siempre que sea de acuerdo con la ley y cumpliendo la protección de datos. En este blog hay bastantes artículos en torno a la importancia de los datos y a las posibilidades de hacer uso de la geolocalización de los usuarios como herramienta de geomarketing, identificando dónde se encuentran  nuestros clientes, cómo se mueven, qué intereses tienen, qué opinan, etc.

Por tanto, como ocurre siempre, la geolocalización es una herramienta y la privacidad depende del uso que se le dé. Se suele decir que si no quieres que algo se sepa no lo cuentes y, en este caso, pasa algo similar: si no quieres que sepan dónde estás, no lo digas, pero además no permitas que otros lo sepan siguiendo el rastro que dejas; es sentido común al fin y al cabo. ¿Te siguen dando miedo la privacidad y la geolocalización? ¿Has sido imprudente alguna vez o has tenido problemas por este hecho? Cuéntanoslo…

Cuidado con la privacidad y la geolocalización

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto: Kai Hendry

, , ,

14 tendencias de la geolocalización para 2014

14 tendencias de la geolocalización para 201414 tendencias de la geolocalización para 2014

Fuente: artículo originalmente publicado en la web Con Tu Negocio

2013 ha sido apasionante en lo que a geolocalización se refiere, con numerosos cambios, nuevas herramientas, la consolidación de algunas propuestas y el nacimiento de otras. Para 2014 hay muchas tendencias que van a seguir haciendo que la geolocalización aporte una parte muy importante del dónde a los negocios.  En este post se resumen 14 tendencias que posiblemente ayuden a tu negocio a mejorar durante este año:

  • Más SoLoMo (Social, Local y Móvil). El término SoLoMo se ha popularizado mucho, pero la clave de su evolución estará en incorporar la variable comercial; no se trata sólo de promocionar, sino también de convertir en venta.
  • Tiempo real. Cada minuto se genera una enorme cantidad de información, mucha de la cual tiene un claro componente de geolocalización. Los usuarios aportan información en sus redes sociales y las empresas necesitan monitorizarla para conocer cómo se comportan y poder acercarles sus productos y servicios en tiempo real.
  • Realidad aumentada. En 2013 se produjo el lanzamiento masivo de esta tecnología y una cierta popularización, pero será en 2014 cuando se conozca su impacto en el mercado. El peligro vendrá si es superada por otras tecnologías, que pueden convertirla en obsoleta antes de que alcance una cuota de mercado suficiente.
  • Movilidad. Cada vez hay más dispositivos móviles, como las gafas de Google y otras marcas con productos similares, como los relojes inteligentes, las pantallas flexibles… El mercado se inunda de nuevos dispositivos que no dejan de ser herramientas que incorporan Internet a nuestra vida diaria.
  • “Gamificación”.  El uso de las técnicas de juego como elemento de desarrollo de los negocios, tanto a nivel interno por parte de las empresas para estimular la productividad, como a nivel externo para llegar a los clientes de forma más creativa y entretenida generando experiencias distintas.
  • Big Data. Datos, datos y más datos, que siguen produciéndose en volumen, variedad y velocidad. La captura de esos datos, pero sobre todo la capacidad de interpretarlos desde el punto de vista espacial, es clave y el geomarketing evoluciona hacia ello.
  • Reputación online. Cada vez más los clientes se guían por los comentarios que hacen los usuarios en sus redes sociales sobre determinados productos o servicios. La reputación online va a ser clave en el desarrollo de los negocios, que no sólo tendrán que tener un buen producto, sino hacer que los clientes hablen bien de él.
  • Google Local. El gigante de la comunicación sigue apostando por nuevas herramientas con componentes de geolocalización, aunque quizás el centro de su estrategia sea Google Local. Las valoraciones cualitativas y puntuaciones en esta herramienta serán muy importantes para el posicionamiento natural en el buscador, pero también en el posicionamiento en Google Maps, en Google Plus y para los hoteles en Google Hotel Finder.
  • Google Photos. El uso de las fotos de los negocios de Google seguirá creciendo y se convertirá en una herramienta primordial en la competitividad y un valor añadido, sobre todo si se logra que las visitas virtuales se traduzcan en reservas y ventas.
  • IDE (Infraestructura de Datos Espaciales). La homogeneización de la cartografía pública por parte de los estados ha alcanzado su grado de madurez; este año será clave para consolidar este proceso, que está creando un lenguaje común de los datos cartográficos y al que pueden acceder todos los ciudadanos de cualquier país.
  • Mapas colaborativos. Los mapas compartidos por las personas son un movimiento que sigue creciendo día a día. Quizás la herramienta más conocida sea OpenStreetMap, pero otras organizaciones y empresas permiten que se generen y compartan mapas y datos geográficos basándose en la inteligencia colectiva y la colaboración.
  • Geolocalización social. Prácticamente todas las redes sociales han desarrollado un sistema de geolocalización de su información y a partir de ahí se obtienen datos cuantitativos del comportamiento de los usuarios y datos cualitativos de su opinión.
  • Publicidad. Cada vez son más importantes las ventas a través de la publicidad geolocalizada. Google tiene su modelo de negocio en la publicidad; Facebook y Twitter apuestan también por ésta y en todas las campañas el ámbito espacial es básico, por lo que las ventas basadas en la geolocalización del negocio serán un motor para el crecimiento.
  • Privacidad. La privacidad en la geolocalización no acaba de ser segura, continúa siendo uno de los elementos más controvertidos. Aunque este año se ha controlado mucho más, es cierto que sigue habiendo muchas herramientas que generan datos que permiten localizar esa información y muchas veces el usuario no es consciente de ello.

¿Crees que éstas serán las tendencias de este año? ¿Hay otras que quieras aportar? ¿Está tu negocio preparado para ello? Cuéntanoslo aquí.

En la siguiente infografía, creada ad hoc por Francis Ortiz (@fortizcrea) para ilustrar este artículo, se resumen las 14 tendencias de las que hemos hablado.

14 tendencias de la geolocalización para 2014

, , , , , ,

14 tendencias de la geolocalización para el 2014

Infografía 14 tendencias de la geolocalización para el 2014

Infografía elaborada por  Francis Ortiz (@fortizcrea) a partir de los datos recopilados por mi para el artículo en el blog Con Tu Negocio“: 14 tendencias de la geolocalización para el 2014, en el que se expone una previsión para este año. Desde aquí quiero agradecer a Francis su voluntad de colaborar con esta magnífica infografía y su profesionalidad y rapidez a la hora de plasmar visualmente estas tendencias.

Infografia 14 tendencias geolocalización 2014 Francis Ortiz y contenido Gersón Beltrán